ENCUENTROS NACIONALES "LAS NUEVAS TECNOLOGIAS EN LA EDUCACIÓN". Santander, 11 al 14 de septiembre de 1991.




Los medios audiovisuales en España


Julio Cabero Almenara


Universidad de Sevilla


cabero@cica.es





Contenidos





Introducción



Abordar la temática de los "medios audiovisuales en España" presenta inicialmente una serie de problemas de los cuales somos conscientes. En primer lugar, por lo amplio del tema, ya que más que una ponencia debería ser una síntesis de lo tratado en estos "Encuentros Nacionales sobre Las Nuevas Tecnologías en la Educación". Tampoco podemos olvidar, lo difícil que resulta generalizar en éste, lo mismo que en otros aspectos, debido a la diversidad de experiencias que en el Estado Español y en sus diferentes Comunidades Autonómicas, se han y se están desarrollando, de manera que cualquier tipo de generalización puede resultar compleja, baldía e incierta.

También esta revisión puede plantearse desde diferentes perspectivas, válidas todas por otra parte: producción científica-literaria, problemáticas de la investigación y líneas de preocupación, producciones técnicas, problemática de las empresas del sector, problemas organizativos que se dan en los centros para su inserción curricular, desarrollo histórico, proyectos nacionales y autonómicos para la inserción de medios en los centros, perspectiva económico-administrativa, formación y perfeccionamiento del profesorado, legislación formulada al respecto, actitudes que los profesores y alumnos tienen ante estos medios, equipamiento de medios...

Asumiendo estas limitaciones, para nuestro análisis de la situación de los medios audiovisuales en España, partiremos de las conclusiones y recomendaciones formuladas en una serie de "Encuentros", "Jornadas" y "Congresos" que los han tenido como tema monográfico. Para posteriormente entresacar y analizar las conclusiones y recomendaciones más citadas, y que posiblemente sean las que han impulsado y dificultado su inserción curricular en nuestro contexto educativo. Exponiendo posiblemente más problemas que soluciones, y asumiendo que los puntos que abordaré deben tomarse como elementos de discusión y reflexión, y en ninguna medida en un sentido dogmático y generalizante.

Pero antes de adentrarnos en lo comentado realizaremos una breve revisión histórica, que nos ayude a comprender mejor la situación actual, pidiendo disculpas de antemano por aquellas instituciones, grupos de trabajo, o experiencias que no sean citadas.

Realizar también la matización, que lo amplio del tema en si mismo nos lleva a no abordar la perspectiva de los medios de comunicación de masas, y que acotaremos nuestra intervención a los medios audiovisuales presenciales en centros educativos. Digamos solamente que el número de horas de programación televisiva que en España era de 5542 a comienzo de los 80, ha ascendido a 62150 en 1990 (Fundesco, 1990, 42), con lo que ello supone de implantación y desarrollo de estos medios en nuestra sociedad y, por ende, en la transmisión de información y creación de hábitos y actitudes.




Algunas referencias históricas

La preocupación, que no su concreción, por la introducción de los medios audiovisuales en los centros educativos, no debemos limitarla a fechas recientes. Ya en 1911 se dista una Real Orden de 26 de diciembre, en la que se aconsejaba el uso del cine en los centros educativos. Un año después el Ministerio de Instrucción Pública crea una Comisión para desarrollar la implantación del cine didáctico en las escuelas. Y es en 1930 cuando se celebra en Valencia el Primer Congreso sobre Cine Educativo, organizado en nuestro país.

No podemos olvidar, el empeño realizado durante la II República por la Institución Libre de Enseñanza con sus Misiones Pedagógicas, donde se utilizaban usualmente los medios que analizamos en sus campañas de instrucción y educación.

En 1953 la Comisería de Extensión Cultural, por el Decreto de 18 de diciembre, asume la responsabilidad del desarrollo de los medios audiovisuales creando la Cinemateca Educativa Nacional y los Servicios de Medios Visuales y Auditivos al amparo del Ministerio de Educación, con la función de elaborar material de paso para los centros docentes. Servicios que estuvieron en funcionamiento hasta 1968, fecha en la que fueron transformados en los Servicios Técnicos de Medios Audiovisuales y Medios Auditivos.

Con el propósito de descentralizar los servicios anteriormente citados, se crean al mismo tiempo Delegaciones provinciales de extensión Cultural, en contacto y estrecha colaboración con organismos como las Diputaciones Provinciales y las Cajas de Ahorros.

Es cierto que estos organismos produjeron y distribuyeron algunos materiales interesantes desde el punto de vista didáctico, pero no fueron rentabilizados debido a la falta de material de equipo en las escuelas.

Es a comienzo de los años sesenta cuando empiezan a llegar a las escuelas las primeras dotaciones audiovisuales, adjudicadas por el Ministerio de Educación y Ciencia. Iniciandose también por la misma fecha los primeros intentos por parte del Ministerio para configurar las dotaciones de materiales audiovisuales que debían estar presente en los nuevos centros docentes.

Estas dotaciones no tuvieron el éxito pedagógico-didáctico esperado, no porque no alcanzaran a la mayoría de los colegios, sino por un problema que se mantendrá constante a lo largo de nuestra historia con estos elementos curriculares: la falta de preparación del profesor para su uso. Los primeros cursos de preparación de los profesores, como apunta Mallas Casas (1972, 22), se realizaron en 1964, es decir un año después de las dotaciones, y sólo tuvieron lugar en las ciudades de Barcelona y Madrid.

En 1968, se pone en funcionamiento el Servicio de Publicaciones del MEC, que desde sus inicios dispone de un servicio de producción, archivo y distribución de material de paso audiovisual para las escuelas. Y para la evaluación del material audiovisual existente, se implanta en 1977 un Gabinete de Innovación Metodológica para el material destinado a las enseñanzas medias y un servicio de Evaluación e Innovación Educativa para el de la EGB.

En esta década de los sesenta se desarrolla en España una Red de Cine-Club, en la cual estarán directamente implicados personas que con el paso irán impulsando la inserción de estos medios en nuestro contexto educativo y social. Sin olvidar el papel de formación socio-política que desempeñaron.

Al amparo de la LGE, se crean los Institutos de Ciencias de la Educación, que desarrollan en sus estructuras las divisiones de Tecnología Educativa, Medios Audiovisuales y Formación del Profesorado, que impulsaron y promovieron la inserción de los medios audiovisuales, tanto desde su vertiente de formación, como de investigación. Con el paso del tiempo estas divisiones y servicios, se fueron especializando en diferentes aspectos de los medios. Así los ICEs de Santiago de Compostela, Zaragoza y de las Universidades Catalana, se centraron en el apartado de la producción audiovisual. Otros, como el de Extremadura y Sevilla, en la formación del profesorado mediante la aplicación de CCTV, mientras que el de Córdoba y Cádiz, en el préstamo de material de paso audiovisual para los profesores.

Rodríguez Diéguez (1982), en un artículo donde analizaba las funciones tecnológicas-educativas de los ICEs, especificaba las siguientes para los servicios de tecnología educativa y medios audiovisuales:

Como es lógico suponer la experiencia de estas instituciones no fueron ni uniforme, ni continua. Y reconociendo, las limitaciones y fracasos cometidos, tampoco debemos dejar de reconocer los esfuerzos realizados.

Algunas de estas divisiones formaron con el paso del tiempo los primeros centros de recursos audiovisuales universitarios de nuestro país. Como el CRAV de la Universidad de Murcia, dirigido por Francisco Martínez Sánchez, y el SERVIMAV, de la Universidad de Santiago de Compostela, dirigido por el padre José María Díaz de Rásbago.

No podemos olvidar el esfuerzo realizado por diversos profesores, individuales y en colectivo, a través de las Escuelas de Verano, donde eran usuales la existencia de cursos de introducción de medios audiovisuales en el proceso de enseñanza-aprendizaje, lectura de imagen y análisis de medios concretos.

Como instituciones que han promocionado la introducción de los medios audiovisuales en los centros, tenemos que señalar a la Oficina Permanente de Pedagogía de la Imagen (O.P.P.I.), quien con los diferentes Congresos de Cine Infantil, el primero se celebra en Gijón en 1979, favoreció la creación de un espacio para el intercambio de experiencia y desarrollo de actividades sobre dicha temática; así como la realización de producciones audiovisuales en los centros docentes. De ahí salieron profesionales, docentes y no docentes, que en sus lugares de procedencia se dedicaron a una labor de motivación, formación y perfeccionamiento de los profesores.

Por la Orden Ministerial de 29 de abril de 1980 se crea en el Ministerio de Educación y Ciencias, en el seno de su Secretaría Técnica, la Comisión de Medios Audiovisuales. Comisión que entre las actividades realizadas destaca la organización de un Congreso sobre la temática que analizamos, al que en su momento haremos referencia, y que nace con un claro propósito de coordinar las competencias sobre medios audiovisuales de diferentes organismos (Dirección General de Enseñanzas Medias, Dirección general de Educación Básica, Servicio de Publicaciones...). Especificándose sus funciones en las siguientes:

Dos de los grandes empeños realizados para la introducción de los medios en el currículum se efectúan por parte del MEC a finales de la década de los 80, los renombrados "Proyecto Atenea" y "Proyecto Mercurio", a los cuales seguirán en otras Comunidades Autonómicas:"El Plan Alhambra", "Programa de informática educativa de la Generalitat de Catalunya", el "CERED" del País Vasco, el";Programa de informática educativa del Galicia", "Zahara XXI", Proyecto EAO-TOAM, Programa ABACO-Canarias, etc. Programas que salvando las peculiaridades socio-geográficas de donde fueron creados e implantados, siguen las lineas maestras de los dos programas inicialmente mencionados.

En nuestra intervención no abordaremos las conclusiones e implicaciones de los mencionados programas ni las experiencias realizadas en los últimos años, ya que serán desarrolladas en otras ponencias. De todas formas el lector interesado en los mismos, puede encontrar información en las obras de: Agurregabiria (1987 y 1988), Arago (1985), Benedito (1988), Del Blanco (1989), Escudero y otros (1989), Quevedo y Ruperez (1990), MEC (1988), Rodríguez y López (1988), Ruiz (1988) y Sevillano (1990).

Como ya hemos señalado en cierta medida estos proyectos se apoyan en la filosofía y practicidad de los Proyectos "Atenea" y "Mercurio", los cuales como es bien sabido persiguen la incorporación de las tecnologías vídeo e informática, en particular, y de los medios audiovisuales en general al contexto educativo, y que de acuerdo con el MEC (1988, 5) pretenden responder a las siguientes cuestiones:

Y como objetivos específicos para cada uno de los proyectos se plantean los siguientes para el Proyecto Atenea:

Y los siguientes para el Proyecto Mercurio:

La valoración de estos proyectos será analizada en otras ponencias de estos encuentros, de todas formas apuntemos aquí algunas ideas desde una óptica personal: parece ser que los resultados por ahora encontrados no se acercan a las expectativas esperadas, demasiados objetivos se persiguen con la simple introducción de medios en el contexto educativo, una cosa es la formación sobre los medios y otra diferente utilizarlos en la formación, y por último utilizando las palabras del profesor Escudero en la evaluación de la fase exploratoria del Proyecto Atenea y que creo que también puede extenderse al Mercurio:

"Un proyecto de cambio, generado en torno a un medio tecnológico, corre siempre el riesgo de sobrevivir en una especie de hipoteca al medio. Siendo los medios de enseñanza -el ordenador es uno de ellos -un elemento tan sólo de los procesos de enseñanza-aprendizaje, resulta un proceso complejo su integración y relación adecuada con todos los demás: una concepción educativa, metas contenidos, estrategias de enseñanza, evaluación sistemas de roles y relaciones entre los agentes educativos, variables estructurales como tiempo, espacio.. "(Escudero y otros, 1989, 165).

Los medios son nada más, y nada menos, que unos elementos curriculares, cuyo sentido lo adquieren dentro de éste y cualquier remodelación e innovación del mismo, no viene por la simple inserción de medios, y menos sin la intervención directa de sus participantes.

No debemos olvidar el empeño y esfuerzo realizado desde instituciones como los CEPs, DERE, CERE, DIN, en la formación y actualización del profesorado y en la facilitación de hardware y software educativo. Como tantas instituciones, la labor realizada depende estrechamente de las personas que lo forman. En este sentido experiencias como las desarrolladas en la provincia de Cádiz con la organización de encuentros, cursos de formación, elaboración de materiales audiovisuales y escritos para los profesores de su zona, e investigaciones sobre las actitudes y necesidades que los profesores de su provincia tienen hacia los medios audiovisuales, deben ser contempladas y animadas.

El interés que la temática de los medios audiovisuales aplicados a la enseñanza despierta en la década actual, podemos también observarlo por el número de proyectos de innovación educativa y experimentación que se realizan por estas fechas. Así en la Comunidad Autonómica de la que vengo, en 1988 la Junta de Andalucía de 348 proyectos aprobados, 19 se relacionaban directamente con la temática de los medios audiovisuales (dos respecto a la "Utilización de medios", siete de "Medios de comunicación social: prensa y radio", cuatro de i, tres de "Publicidad", dos de "Cine/vídeo"). El mencionado número puede parecer, y de hecho lo es, limitado, pero es bastante superior al de años anteriores, e inferior al de cursos académicos posteriores.

También la Universidad Nacional de Educación Nacional a Distancia, ha desempeñado un papel importante en la formación del profesorado, fundamentalmente en la alfabetización icónica, con su conocido "Curso de Iniciación a la Lectura de Imagen y al Conocimiento de los Medios Audiovisuales";, elaborado a través de su Centro de Diseño y Producción de Medios Audiovisuales (CEMAV). Incluyendo el curso materiales impresos, videográficos y sonoros.

A nivel de producción literaria, el interés también podemos observarlo por el número de artículos escritos. Así al revisar, sin exhaustividad, pues algunos números no hemos podido localizarlos, revistas de pedagogía usuales en nuestro contexto como: "Bordón", "Revista de Educación", "Revista Española de Pedagogía" "Enseñanza" y "Cuadernos de Pedagogía". El número de artículos publicados que se refieren a la temática de los medios audiovisuales, fue de 87 en el período comprendido entre 1980-1985, y de 149, entre 1986-1990. Señalar de nuevo que estos datos deben ser contemplados a nivel orientativo. Idénticamente pasará con la investigación en medios didácticos, a la que posteriormente haremos referencia.

Respecto al progresivo papel que los medios de comunicación han desempeñado en los planes de estudios, Sevillano (1990, 127-135) ha realizado una revisión de los mismos en la LGE, en los Programas Renovados de 1982, y en el Anteproyecto de Reforma de 1984, de la cual entresacamos algunas ideas.

Ya en el Libro Blanco se insiste en la progresiva utilización de la tecnología "moderna de los medios de enseñanza: filmes, televisión, (...) al servicio de los fines educativos". Concediéndole un papel relevante en la formación de los adultos y en la educación a distancia.

En los Programas renovados de 1982, nos encontramos en el área de Lenguaje, para ciclo medio y superior, un tema con el título "Medios de Comunicación", planteándose en él objetivos como los siguientes:

En el Anteproyecto de Reforma de 1984, como opina Sevillano (1990, 131):

"El paso que se constanta es sustancial. Se abre el currículum y se flexibiliza para integrar los medios de Comunicación."

Y así se formulan a nivel oficial diversos objetivos terminales para el área de Lenguaje del ciclo superior (1.- Distinguir las características de los diferentes tipos de programas de radio y televisión; 2.- Tener una actitud crítica razonada ante los mensajes propagandísticos y publicitarios; 3.- Identificar las distintas secciones de un periódico o revista), y para la de Sociales (2.- Utilizar la prensa como fuente de información, cultura, disfrute personal y crítica de la vida local, regional, nacional e internacional; 4.- Partiendo de distintos documentos, prensa, encuestas, etc, realizar estudios monográficos sobre los problemas del mundo actual referidos a diferentes temáticas; 5.- En base a los trabajos monográficos realizados, expresar en forma plástica, dramática, literaria, audiovisual... soluciones personales y colectivas que impliquen conductas responsables en la construcción de la sociedad futura...).

En el Diseño Curricular Base (MEC, 1989a, b, y c), los materiales curriculares como son denominados, adquieren un papel relevante entre las medidas a adoptar por el MEC para la concreción de los mismos.

"La segunda medida de desarrollo curricular se refiere a la necesidad de ofrecer al profesorado una amplia gama de materiales curriculares que le ayuden a pasar desde el Diseño Curricular Base a la elaboración progresiva de los Proyectos Curriculares de centro y de los programas de ciclo"(MEC, 1989a, 59).

Esta significación se percibe también en los objetivos generales que se proponen para la educación primaria (MEC, 1989a, 80), y así se persigue la formación del alumno para que utilice

"Los diferentes medios de expresión para comunicar sus opiniones, sentimientos y deseos, desarrollando progresivamente su sensibilidad estética y su capacidad creativa y aprendiendo a valorar y disfrutar de las obras y manifestaciones artísticas".

Objetivos que se amplían en la educación secundaria obligatoria:

Por lo comentado en esta revisión histórica pudiera desprenderse que la presencia de los medios en nuestros currículum y centros educativos, es constante y con una fuerte utilización. La realidad como a continuación veremos pudiera ser otra. O dicho en otros términos, la disponibilidad y percepciones, más o menos bien fundadas, de las diferentes Administraciones, y la realidad en los centros educativos, pudieran no coincidir.





Recuperar el artículoen formato RTF


Referencias Bibliográficas



Aguirregabiria, M. (1988). Plan vasco de medios audiovisuales: un proyecto largamente esperado, Txadaparta, n.2, 8-16.

Aguirregabiria, M. (1987). Plan vasco de informática educativa. Paso del ecuador, Txadaparta,n. 1, 5-13.

Arago, J. (1985). El proyecto Atenea: un plan para la introducción nacional de la informática en la escuela, Revista de Educación, n.276, 5-25.

Area, M. (1991). Los medios, los profesores y el currículum, Barcelona: Sendai.

Bartolomé, A.R. (1987). Análisis de la producción y aplicación de programas audiovisuales didácticos, facultad de Filosofía y CC. de la Educación, Universidad Autónoma de Barcelona, tesis doctoral inédita.

Benedito, V. (1988). Pla experimental d'introducció de la informática a l'EGB a través del LOGO, Barcelona: ICE de la Universidad de Barcelona.

Cabero, J. (1989a). Tecnología Educativa: Utilización didáctica del vídeo, Barcelona: PPU.

Cabero, J. (1989b). La formación del profesorado en medios audiovisuales, El Siglo que viene, n.4-5, 14-19.

Cabero, J. (1991). Líneas y tendencias de investigación en medios de enseñanza, en Lopez Yañez, J. y Bermejo, B. (cords): El centro educativo. Nuevas perspectivas, Sevilla: Grupo de Investigación Didáctica, 523-539.

De Pablos Ramirez, J. (1988). Equipamiento y utilización de medios audiovisuales. Encuesta a profesores, Revista de Educación, n.286, 371-392.

De Pablos, J. y Cabero, J. (1990). El vídeo en el aula I. El vídeo como mediador del aprendizaje, Revista de Educación, n.291, 351-370.

Escudero, J.M. (1983a). La investigación sobre los medios de enseñanza. Revisión y perspectivas actuales, Enseñanza, n.1, 87-119.

Escudero, J.M. (1983b). Nuevas reflexiones en torno a los medios de enseñanza, Revista de Investigación Educativa, n. 1, 19-44.

Escudero, J.M.. y otros (1989). Informe de progreso. Fase exploratoria (Proyecto Atenea), Madrid: Secretaría de Estado de Educación, Ministerio de Educación y Ciencia.

Escudero, J.M. (1991). Formación centrada en la escuela, en López Yañez, J. y Bermejo, B. (cords): El centro educativo. Nuevas perspectivas, Sevilla: Grupo de Investigación Didáctica, 7-45.

Fundesco (1990). Comunicación social 1990/Tendencias, Madrid: Informes Anuales de Fundesco, Fundesco.

ITE (1985). Perfeccionamiento del profesorado en MAV, Alcalá de Henares: ITE.

Junta de Andalucia (1989). Evaluación interna de la reforma en Andalucía, Sevilla: Consejería de educación y Ciencia-Dirección general de Renovación Pedagógica y Reforma.

López-Arenas, J.M. y otros (1987-88). Actitudes hacia los medios: un estudio piloto, Cuestiones Pedagógicas, n. 4-5, 141-148.

López-Arenas, J.M. y Cabero, J. (1990). El vídeo en el aula II. El vídeo como instrumento de conocimiento y evaluación, Revista de Educación, n.292, 361-376.

Mallas Casas, S. (1972). Una década de evolución conceptual en torno a la Psicopedagogía de la Imagen, en ICE de la Universitat de Barcelona: JORNADAS DE PSICOPEDAGOGIA DE LA IMAGEN VISUAL, Barcelona, ICE de la Universidad de Barcelona, 15-31.

MEC (1981). Medios Audiovisuales para la Educación. Ponencias y Conclusiones del I Seminario Internacional de Medios Audiovisuales en el Sistema Educativo, Madrid: Ministerio de Educación y Ciencia.

MEC (1988). Proyectos Atenea y Mercurio. Programa de Nuevas Tecnologías de la información y de la comunicación (PNTIC), Madrid: Secretaría de Estado de Educación, Ministerio de Educación y Ciencia.

MEC (1989 a). Diseño curricular base. Educación primaria, Madrid: Ministerio de Educación y Ciencia.

MEC (1989 b). Diseño curricular base. Educación secundaria obligatoria I, Madrid: Ministerio de Educación y Ciencia.

MEC (1989 c). Diseño curricular base. Educación secundaria obligatoria II, Madrid: Ministerio de Educación y Ciencia.

Pérez Gomez, A. (1987). El pensamiento del profesor. Vínculo entre la teoría y la práctica, Revista de Educación, n. 284, 199-221.

Quevedo, J. y Ruperez, J.A. (1990). Introducción de los ordenadores en el aula: el programa ABACO-CANARIAS, Qurriculum, n.2, 121-125.

Rodríguez Diéguez, J.L. (1982). La tecnología Educativa en los Institutos de Ciencias de la Educación, Studia Paedagogica, n. 9, 43-56.

Rodríguez, L. y López, C. (1988). Formación de profesores del Proyecto Atenea, Apuntes de Educación. Nuevas Tecnologías, n. 29, 5-8.

Ruíz, F. (1988). Programa d'informática educativa: formación de profesores, Apuntes de Educación. Nuevas Tecnologías, 29, 13-15.

Salinas, J. (1988). El vídeo como instrumento didáctico. Consideraciones sobre el diseño, producción y utilización de programas didácticos audiovisuales, Universidad de las Islas baleares: Tesis doctoral inédita.

Salomon, G. (1981). Communication and education: an interactional approach, Los Angeles: Sage.

Salomon, G. (1984). Television is easy and print is tough: The differential investment of mental efford in learning as a function of perceptions and attributions, Journal of Educational Psychology, 78, 4, 647-658.

Salomon, G. (1991a). Investigación en medios de enseñanza, Sevilla, marzo.

Sevillano, M.L. (1990). Los medios en el currículum en Medina, A. y Sevillano, M.L.: Didáctica-Adaptación. Vol. II, Madrid: UNED, 49-294.


Volver a la bibliotecavirtual de tecnología educativa