DISEÑO DE TRANSPARENCIAS

Dámaso M. Ezpeleta.

damaso@fert.es





CONTENIDO

Introducción

I. Planificación

II. Principios generales de diseño

1. Atención

2. Percepción

3. Aprendizaje

III. Principios de diseño visual

l. Tamaño de la imagen

2. Texto

3. Letras

4. Gráficos

5. Flujo de la información

6. Color

Referencias


Recuperar el artículoen formato RTF


Antes de iniciar la elaboración material de las transparencias, deben considerarse los elementos que concurren en su producción. A veces estos aspectos quedan relegados a un segundo término: fiados en la experiencia docente, se presume una cierta habilidad o conocimiento, aunque sea inconsciente, de la técnica; en otras ocasiones, la imprevisión lleva a la improvisación. Sin embargo, el descuido de estas consideraciones habla poco en favor de una pretendida experiencia docente y, en un buen profesional, no se justifica por la precipitación.

Para facilitar el trabajo, se estudian por separado -añadiendo ejemplos y orientaciones cuando parece oportuno-, los tres atributos generales del material que se proyecta:

I. esta cuidadosamente planeado;

II. incorpora principios generales de diseño;

III. incorpora principios de diseño visual.

1. Planificación

Si se pretende lograr una mayor efectividad de las transparencias, en primer lugar hay que tener en cuenta las características -físicas, socioeconómicas, educativas, psicológicas- de la audiencia, para diseñar un material apropiado a sus necesidades, intereses y capacidades. Resulta arriesgado utilizar las mismas transparencias en diferentes ocasiones con audiencia dispar (alumnos, jóvenes profesionales en su etapa de formación inicial, profesionales en cursos de formación penmanente, etc). Sus reacciones frente a los mismos contenidos seran de muy diversa índole: para unos, la información debería requerir más datos; para otros, bastaría con un esbozo. Incluso los alumnos tienen, al inicio del curso, distintas capacidades que cuando finalizan sus estudios. Por esta razón, el material debe diseñarse siempre en función del público a que se dirige, salvo que se persigan objetivos distintos en cada ocasión.

Además de tener en cuenta las características de la audiencia -un factor aparentemente externo al contenido-, conviene describir de modo explícito la finalidad a la que principalmente se orienta el material. Esta operación supone conocer y definir los objetivos específicos; es decir, delinear lo que se intenta que la audiencia sepa, haga, sea o sienta como reacción al material que se le ofrece.

Las transparencias pueden cumplir muy variadas funciones, según el objetivo que previamente se haya fijado: 1) motivar, 2) transmitir información, 3) enseñar, 4) completar una explicación, etc. Si, por ejemplo, se utiliza la transparencia como medio para transmitir información, se procurara diseñar el material de forma que destaque la información más importante y se ofrezcan los datos en sucesión, transmitiendo una idea cada vez. Por el contrario, se buscará una mayor creatividad -que en funciones informativas podría llevar a confusión-, cuando e1 material cumpla una función motivadora.

En la presentación, también es necesario utilizar las claves de diseño que mejor se adecúen a los contenidos. Por ejemplo: para representar datos o información que cambian con el paso del tiempo, deben usarse gráficos lineales; para comparar datos individuales son mas indicados los gráficos de barres y, para comparar datos proporcionales, gráficos con sectores de círculos.

Puede resumirse la fase previa de planificación en los siguientes términos:

· Debe organizarsee el contenido de las transparencias para que 1º) se adecúe a la audiencla, 2º) sea coherente con loas objetivos y 3º) sea apropiado al contenido específico.

· Otros factores extemos al contenido, subordinados a la estrategia de la presentación, también influyen en su diseño; como, por ejemplo, el tipo de audiencia a que se dirige (sesión individual, campo reducido, gran grupo...), la modalidad de sesión (conferencia, simulación, eastudio de caso), otros recursos que puedan utilizarse (material impreso, grabacioneas de audio y/o video), etc.

2. Principios generales de diseño


El matenal que se proyecta debe ser atractivo por sí mismo y captar la atención de las personas a las que se dirige. Es muy importante, por tanto, asegurar que ese material es significativo para la audiencia, señalando 1os puntos en que la instrucción les ayudará a mejorar o relacionando los conceptos nuevos con otros ya adquiridos. Para que la atención se mantenga, la audiencia debe sentirse implicada; por eso, la proyección -y la narración que la acompaña deben incluir ejemplos e ideas familiares, formular preguntas o abrir interrogantes que dirijan la atención; siempre con la precaución de no exceder la capacidad de asimilación de la audiencia, que puede sentirse abrumada por la complejidad o el abuso de información que recibe.

Puede añadirse atractivo a la proyección si, además del contenido la estructura formal es inteligible. Las siguientes orientaciones ofrecen alguna pauta para su diseño

- Organizar lógicamente la información, de modo que la audiencia pueda entenderla con faci-lidad: dividir las ideas complejas en unidades sencillas, destacando los elementos claves y transmitiendo la información a un ritmo adecuado a la audiencia, la materia y la respuesta que se pretende. Los elementos presentados al principio se recuerdan más; es importante presentar al principio los puntos claves

- Incluir toda la información necesaria, eliminando a la vez todo el material superfluo. Por ejemplo, las transparencias elaboradas a partir de hojas de cálculo no suelen ser buenos gráficos, muy a menudo resultan ilegibles; conviene simplificar y dejar que la explicación complete los resultados o, en todo caso, siempre que sea necesaria la proyección de una tupida tabla de datos, debe asegurarse que la audiencia disponga de una reproducción impresa y que en la transparencia la información más significativa aparezca destacada.

- Desarrollar 1os elementos gráficos o textuales para que se refuercen y complementen entre sí. Los puntos más importantes pueden presentarse de varios modos (gráfico, textual, oral), reforzando así el aprendizaje.

 

Algunas especificaciones que pueden producir efectos positivos sobre la atención, la percepción y el aprendizaje:

1. Atención

· La novedad atrae la atención; también atrae aquello que es más grande, más brillante o que tiene una forma o color diferente del resto.

· Se mantiene la atención cuando la información es significativa para la audiencia. Una moderada complejidad atrae la atención: se pierde por excesiva complejidad o simpleza.

2. Percepción

· La percepción es relativa (en el sentido de que vemos y entendemos las cosas relacionandolas con otras). E1 material que se elabore debe tener en cuenta esta peculiaridad ya que, por ejemplo:

a. La información, que se presenta en tonos apagados después de contemplar un gráfico relativamente complejo y colorista, tiende a ser considerada menos importante.

b. Un elemento rojo sobre fondo azul o aria destacara mea que sobre fondo marrón.

c. La audiencia juzga la magnitud te los elementos comparandolos con otros ya conocidos: si se presenta un elemento de magnitud desconocida, debe incluirse una regla o escala de referencia para que pueda valorarse adecuadamente.

 

· La percepción es selectiva. No es posible captar y admirar todos los elementos a la vez y de igual modo:

a. Debe limitarse la cantidad de elementos que se muestran en cada proyección

b. Hay que facilitar claves para centrar la atención de la audiencia en 1os puntos principales. Por ejemplo: si el único objetivo de un mapa es mostrar la localización de las ciudades, no es necesario mostrar otros rasgos físicos.

· La percepción es organizada. Se ha comentado la necesidad de una estructura formal, intelectual, del contenido. También debe tenerse en cuenta la estructura formal material y organizar los elementos de modo apropiado a la audiencia y al contenido. Por ejemplo: en la cultura occidental, los movimientos oculares tienden a ir de izquierda a derecha, así que la información debe organizarse según ese esquema o, cuando menos, clarificarla con el uso de flechas, numeros u otros recursos.

· La percepción viene influida por las expectativaa (vemoa lo que eaperamoa ver). El diseño tiene que aprovechar esta circunstancia utilizando claves visuales o verbales para orientar a la audiencia.

3. Aprendizaje

· Se facilita la memorización cuando el material se organiza significativa y 1ógicamente. La repetición y uso de modos concurrentes tiene una influencia positiva sobre la memoria.

· El conocimiento previo de términos relevantes y características asociadas puede ayudar al aprendizaje de nuevos conceptos.

· El aprendizaje de conceptos se facilita con el uso de ejemplos y contraejemplos. Los ejemplos simplificados (dibujos lineales, diagramas) a veces son más efectivos que los ejemplos más realistes (pinturas, fotografías) porque incluyen menos elementos irrelevantes.

· Presentar las características o rasgos de un concepto en forma de lista es más efectivo para el aprendizaje que presentar la misma información en forma de frase.

3. Principios de diseño visual.

Una vez que hemos analizado algunos de los usos de la tv. como recurso para el orientador/tutor, vamos a dar un paso más de concreción en estas ideas, mostrando algunas ejemplificaciones que de forma diversa pretenden desprenderse del análisis y reflexión anterior.

1. Tamaño de la imagen.

Las circunstancias físicas de la sala limitan considerablemente las posibilidades de utilización de los proyectores y de la pantalla, de modo que, en condiciones tan variables, es difícil precisar cuá1 sería el tamaño ideal de la imagen. Sin embargo, para garantizar una mínima viabilidad por parte de la audiencia, debe asegurarse que nadie del público queda más lejos de la pantalla que 8 veces la altura de la imagen proyectada. Esta regla permite, además, calcular el tamaño de otros elementos que diseñan la transparencia, sobre todo los textos.

 

2. Texto

Cuanto más texto contiene la pantalla, más tiempo tarda la audiencia en leer la información antes de empezar a prestar atención a lo que se dice. Algunos autorea recomiendan usar la regla del 6: más de seis elementos dan la impresión de pantalla saturada; junto a cada elemento que aparezca en pantalla, puede escribirse una explicación de no más de seis palabras; no deben aparecer más de seis líneas en cada transparencia... Sin pretender aser restrictivos con el número de palabras, para diseñar los textos podría usarse el siguiente criterio: elaborar frases que puedan abarcarse en un simple vistazo. Y, en general, preferir el uso de palabras clave: se aupone que la explicación no es la simple lectura de la transparencia.

3. Letras

· Tamaño

Existe un cierto consenso al reconocer que el tamaño de las letras de una transparencia no debe ser inferior a 8 mm o 1 cm. Sobre la pantalla de proyección, las letras no deberían ser de un tamaño inferior a 1/24 de la altura de la pantalla.

Para facilitar el cálculo: si utiliza un programa informático de tratamiento de textos, el tamaño seleccionado nunca debería ser inferior a 12 puntos, aunque se recomienda el tipo de 24 puntos como el más indicado.


· Estilo y tipo

Cualquier tipo sencillo es apropiado para una transparencia. Sin embargo, los tipos con trazos iguales y sin remate (tipo Geneve, Helvelica, Futua, etc. 'sans-serif') son los que mejor facilitan la lectura. Los tipos clásicos tradicionales (Times, Palatino, Bookman, etc.) tienen 1os trazos horizontales y curvos más finos que los trazos verticales y pierde legibilidad con la distancia (estos tipos son más apropiados para texto impreso).

Si se ha seleccionado un tipo adecuado, de suficiente tamaño, es más legible que otras la letra negrita (normalmente, medium; el estafo ultra bold no es recomendable, menos aun si el tamaño es reducido).

En general, es mejor combinar el uso de mayúsculaas y minúsculas (cuando así lo requiera la ortografía). E1 uso exclusivo de las mayúsculas debería restringirse a los títulos y palabres claves.

Aunque los procesadores de texto diapongan de muy diversos tipos, no es recomendable usar más de dos tipos en una misma presentación, limitando su uso a títulos y cuerpo de texto. Si fuera necesario destacar diferentes elementos, es mejor utilizar variaciones de tamaño y estilo dentro del mismo tipo.


· Espaciado

La decisión del espaciado entre letras o entre líneas puede dejarse al criterio del procesador de texto: su función automática o por defecto suele estar diseñada para lograr una buena legibilidad. De todas formas, conviene recordar que siempre es mejor el espaciado óptico que el mecánico: es más importante tener en cuenta de area entre letras que la distancia. La mayoría de 1os tipos que utilizan 1os procesadores de texto dispone de espaciado óptico; sin embargo, algunos tipos -Courier, por ejemplo- usan el espaciado mecánico: todas les letras, independientemente de su trazo, ocupan el mismo espacio, como en las máquinas de escribir.

Si se prefiere modificar el interlineado, se recomienda no utilizar un espacio menor al tamaño de las letras: si las letras son de 14 puntos, el interlineado debería ser por lo menos de 16 puntos.


· Contraste

Para facilitar la legibilidad, un contraste moderado entre el texto y el fondo es preferible a contraste excesivamente alto o bajo. De todas formas, el contraste varía mucho en función de la iluminación de la sala donde se proyecte. La aplicación del color también supone notables diferencias. Para evitar problemas, se sugiere ajustar el fondo de la transparencia según el siguiente criterio:

a. si se proyecta en una sala oscura: objetos/texto claros sobre fondo oscuro;

b. si se proyecta en una sala parcialmente iluminada: objetos/texto oscuros sobre fondo claro

4. Gráficos

También el diseño de los gráficos debe seguir el principio general de simplicidad y eliminar los detalles superfluos. Los elementos deben ser relevantes para la información que se desea transmitir. Los graficos más simples ayudan mejor a la comprensión: se ha comprobado -en la elaboración de manuales y libros de instrucciones, por ejemplo- que los gráficos de trazos sencillos, con 1os elementos más importantes adecuadamente destacados, resultan más eficaces que las mejores fotografías. Si, a pesar de todo, el gráfico precisa ser diseñado con cierta complejidad, hay que identificar los elementos confusos con flechas o etiquetas.

Otras consideraciones, además de la llamada a la simplicidad, de interés para el diseño de gráficos:

· Que 1os gráficos (dibujos, fotografías) no rompan la unidad de la presentación.

· Destacar los elementos claves por su forma, ilummación, color, posición, etc.

· Para distinguir en un gráfico las barras o secciones basta con un sombreado o una trama sencilla.

· No deben mezclarse sombreados con tramas de líneas diagonales, producen unos curiosos efectos ópticos en pantalla.

· Diseño de líneas: si son claras sobre fondo oscuro, tienden a sobresalir, por eso deben ser de trazo más fino; si son oscuras sobre fondo claro, parece como si se retirasen hacia el fondo y hay que hacerlas más gruesas para que destaquen. En ningún caso debe ser excesivo el refuerzo, pues podrían perder importancia los elementos claves si destacase más la trama de soporte que el contenido.

5. Flujo de la información

Algunas personas utilizan una técnica mixta en sus presentaciones. En principio, las transparencias son un medio estático, sólo puede hablarse de cierto dinamismo en el paso de una transparencia a otra. Sin embargo, puede lograrse cierta animación con ciertos recursos añadidos.

Es práctica habitual de quienes dirigen sesiones con transparencias el recurso al sombreado: cubren la transparencia con algún cuerpo opaco -una hoja de papel, un libro- y dejan expuesta sólo parte de la información; a lo largo de su intervención van destapando el resto de los elementos. La precariedad del sistema suele producir distracciones en la audiencia, más pendiente de la media palabra que se entrevé -la pericia del ponente se pone a prueba en estas sesiones de strip-tease intelectual- que de la información claramente presentada.

Las aplicaciones de ordenador que facilitan el diseño de presentaciones -con el uso de pantallas de cristal líquido sobre el proyector- cuentan con los recursos adecuados para que, en una misma pantalla, los elementos aparezcan sucesivamente según la voluntad del ponente, que puede también destacarlos o eliminarlos. Las transparencias tradicionales pueden aprovechar y adaptar estas posibilidades.

No es mala estrategia adecuar el flujo de información que se proyecta a la narrativa. Sin embargo, debe procurarse que la aparición progresiva de elementos sea significativa, que no resulte de ello una pantalla sobrecargada -la explicación no ea una lectura del texto proyectado- y que no intervengan elementos materiales distractores: sombras torcidas, gráficos partidos... Si el proyector dispone del soporte adecuado, las transparencias convenientemente perforadas pueden introducirse en las guías y superponerse para lograr un proceso contrario al anterior: en lugar de desvelar una transparencia, ampliamos su contenido.

 

6. Color

La mayoría de las orientaciones que se han citado se refieren al diseño de transparencias en blanco y negro. Cada vez es más frecuente el uso del color, para el que se han apuntado diveresas indicaciones.

Los recursos informáticos disponibles en la actualidad -proyectores con pantallas de cristal líquido, programas específicos para el diseño de transparencias- abren un nuevo sector en los modos de utilización de este medio. Los problemas derivados de la aplicación del color requerirían un tratamiento especial.

Referencias

Susan GLINERT. Design Tips for Improving Your Presentations. Windows Sources. May, 1993.

Ron KRAWCZYK Presentations techniques. HyperCard Stack for Kodak. Macropolis.

Dennia W. PETT. Visual design for projected still materials. Educational technology. January,1989.



Volver a la bibliotecavirtual de tecnología educativa