Capítulo 6

La educación a distancia en España

Anna Rubio Carbó



Introducción

Una mirada atrás

Una aproximación a la situación actual

Conclusiones

Notas

Referencias


Introducción

La educación a distancia (EAD) es una modalidad educativa que se encuentra en pleno auge en la sociedad actual, tanto en España como en el resto de Europa. Ello se debe, entre otros motivos, a que las modalidades educativas tradicionales tienen problemas para dar respuesta a las necesidades formativas del momento, que se caracterizan por un aumento de la demanda de diversidad de cursos, la dificultad por asistir regularmente a un centro y la expansión de la educación superior, todo ello agravado por la importancia que tiene la actualización de la información impartida en los cursos.

La modalidad a distancia, como alternativa, permite flexibilizar horarios y superar las restricciones de tiempo de los asistentes potenciales, así como la adecuación al propio ritmo de aprendizaje de cada persona. Permite ofertar, asimismo, gran variedad de cursos, ofreciendo al mismo tiempo la posibilidad de que cada persona contacte con expertos de alcance mundial, o con otras personas interesadas por el mismo tema.

Más allá de estos motivos de tipo pedagógico, la potenciación de la modalidad a distancia puede tener repercusiones sociales. Por un lado, abre una vía a la democratización de la enseñanza, en cuanto que ofrece más facilidades de acceso a la formación. Por otro, acerca la educación a las evoluciones tecnológicas, puesto que promueve el uso de los diferentes medios de comunicación. Como explica TIFFIN (1997: 26) ya no somos una sociedad industrial, sino una sociedad de la información: ya no podemos basar la educación en el transporte, que es lo que permite que la sociedad industrial se desarrolle, sino que hay que basarla en las telecomunicaciones.

 

Una mirada atrás

Para comprender nuestra realidad actual es necesario entender que es fruto de una determinada evolución histórica, no sólo en lo referente a los avances tecnológicos, sino también al desarrollo legislativo de las distintas épocas.


En lo relativo a la evolución tecnológica...

En España las primeras experiencias en lo que respecta a la educación a distancia datan de la década de los años treinta, todas ellas desarrolladas gracias a los servicios postales.

En las dos décadas siguientes, la modalidad a distancia creció, y lo hizo gracias al desarrollo del cine y la radio, que devinieron elementos interesantes para potenciar algunas experiencias más. Radio ECCA es una experiencia de ámbito nacional, iniciada en Canarias, que se extiende hasta la década de los noventa, y que pretende contribuir al acceso a la formación por parte de la población rural. Dirigida a aquellos adultos que no habían superado la educación primaria, es una experiencia que usaba medios como la radio, al principio, o la televisión más tarde, juntamente con material impreso y un seguimiento tutorizado, para ofrecer desde cursos no académicos hasta cursos equivalentes al sistema tradicional que otorga certificados homologados a su alumnado.

Las décadas de los años sesenta y setenta -período en que se detectó un notable incremento de la educación a distancia- se caracterizaron por un primer desarrollo, una decadencia y un nuevo auge de la televisión educativa. Se iniciaron algunos proyectos de ámbito internacional de educación por satélite, que sirvieron de base para posteriores iniciativas, como la Asociación de Usuarios Españoles de Satélites para la Educación, organización que pretende aglomerar a las empresas e instituciones que han participado en experiencias de producción, emisión y recepción de programas educativos vía satélite, para establecer acuerdos y promover la cooperación o difundir experiencias y potenciar su evaluación.

La década de los años ochenta se caracterizó por la aparición de los ordenadores personales en las escuelas. No fue de una aplicación inmediata al ámbito al que nos referimos, pero este tipo de experiencias dieron pie a un nuevo modo de plantear la educación a distancia, que se desarrollaría una década después.

Ese nuevo modo de trabajar se dio a resultas de un nuevo elemento, que integraba los ordenadores pero que iba más allá: las telecomunicaciones. Son ellas las que caracterizan la investigación y la innovación en la década actual.

 


En lo relativo a la legislación...

La Ley General de Educación (LGE) (1) expone, en el artículo 47.1, que se han de favorecer las modalidades de enseñanza por correspondencia, radio y televisión a fin de ofrecer oportunidades de estudio a quienes no pueden asistir regularmente a los centros ordinarios. El artículo de esta ley promovió la creación del Instituto de Bachillerato a Distancia (INBAD), cuyo objetivo era atender a los colectivos que no podían acceder a la educación superior por motivos diversos. Esa misma ley, prevé, en el artículo 90, la reglamentación de modalidades de enseñanza por correspondencia, radio y televisión.

Estos dos artículos delimitan el inicio de una nueva etapa que todavía actualmente estamos recorriendo. Esas enseñanzas por correspondencia, radio y televisión se engloban en un término más genérico que denominamos educación a distancia, y que se empezó a acuñar poco tiempo después de la aparición de la LGE, concretamente en el Decreto 1106/1971 (2) por el cual se crea una Comisión gestora para el establecimiento de la enseñanza universitaria a distancia.

Ese decreto fue desarrollado en 1972, cuando se fundó la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED) como una universidad nueva con personalidad jurídica y patrimonio propios. Ello favoreció el incremento de la educación a distancia, no únicamente a nivel universitario, sino, por extensión, a cualquier nivel educativo.

Con la LOGSE (3), se introduce la modalidad a distancia como parte integrante dentro del sistema educativo. Esta idea se apunta en el artículo 4.6, según el cual, para garantizar el derecho a la educación de quienes no pueden asistir a un centro docente regularmente, se desarrollará una oferta a distancia. El tema no se retoma hasta los artículos 51.5 y 53.3, en que se legisla la educación de adultos. En ellos se expone, respectivamente, que la metodología de la educación de adultos se basará en el autoaprendizaje a través de la enseñanza presencial y a distancia, y que la Administración ampliará la oferta de educación a distancia para dar respuesta a la formación permanente de personas adultas.

Podemos observar que, aun cuando la legislación actual dice potenciar la educación a distancia, las medidas reales que se toman para ello son difusas. Se pretende aplicar la educación a distancia en el ámbito de la educación de adultos, pero no se descarta la posibilidad de adecuar el sistema a cualquier otra edad (art. 4.6).

Una aproximación a la situación actual

A finales de la década de los años noventa, la educación a distancia en España se caracteriza por una situación de crecimiento y una oferta variada. Situación de crecimiento porque aumenta la cantidad tanto de los centros y empresas que llevan a cabo cursos a distancia, como de experiencias o proyectos relacionados con ese ámbito. Oferta variada porque cada vez hay más ámbitos en los que esta modalidad formativa se está aplicando.

 

Educación Superior

En lo que refiere a la Educación Superior en España existen, por el momento, dos universidades públicas que imparten sus cursos a distancia y que, al estar integradas dentro del sistema nacional de Educación Superior, luchan por ser tan competitivas como aquellas que ofertan cursos presenciales.

Por un lado, existe la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED) que, creada en 1972, pretende potenciar la igualdad de oportunidades y colaborar en la descongestión de algunas universidades convencionales. La enseñanza de esta institución se desarrolla totalmente a distancia, con el apoyo de materiales impresos o audiovisuales y de la orientación tutorial por teléfono, fax, correspondencia o entrevista personal -gracias a la red de centros que se estructura por todo el país-. La evaluación es doble: por un lado se aplican a lo largo del curso tests de diagnóstico a distancia y, por otro, es imprescindible asistir a una prueba final presencial.

La segunda universidad a distancia existente en el Estado español es la Universitat Oberta de Catalunya (UOC). Esta organización, creada en el año 1995, se fundamenta en el uso de las telecomunicaciones, de modo que el diseño del proceso de enseñanza/aprendizaje se basa en lo que denominan un Campus Virtual. Éste, además de hacer innecesaria una extensa red de centros, facilita lo que se considera pieza clave dentro del proceso: el contacto entre el alumnado y el profesorado (diferencian los tutores, que se dedican exclusivamente a asesorar sobre el proceso, de los consultores, que son expertos en una materia y se ocupan de resolver las dudas acerca de la misma). Además de esta orientación, el alumnado sigue su proceso de aprendizaje con la ayuda de materiales multimedia producidos específicamente para la ocasión. Aunque exigen dos encuentros presenciales por año, la UOC ha habilitado una serie de centros, denominados de recursos, en los que el alumnado puede acudir a consultar material, a encontrarse con otros alumnos, a estudiar o a utilizar el correo electrónico para contactar con el profesorado. El proceso de evaluación es similar al de la UNED, en tanto que se fundamenta en actividades a distancia tutorizadas y la asistencia a un examen final presencial.

La oferta de educación superior a distancia no es excesivamente amplia. Las dos universidades ofrecen la misma tipología de estudios -la UNED, sin embargo, oferta más cursos que la UOC-, pero la filosofía y la organización de ambas difieren entre sí. La UNED dispone de un mayor número de alumnos, por su antigüedad, su experiencia y la amplia oferta de cursos, mientras que la UOC, más joven, es más minoritaria, aunque destaque por el empeño puesto en la implementación de las Nuevas Tecnologías de la Información y la Comunicación (NTIC).

 


Postgrados

La educación superior también abarca la opción de matricularse de un postgrado a distancia. No es una modalidad excesivamente extendida en España, pero parece que cada vez hay más posibilidades de acceder a ellos.

Los postgrados y masters a distancia que se llevan a cabo actualmente utilizan una metodología de este tipo compaginada con algunas sesiones presenciales, siempre obligatorias. En la mayoría de casos se trabaja con materiales impresos elaborados expresamente para el curso; en algún caso aislado (postgrado impartido a través de Internet desde la Universidad de Murcia y que versa sobre las "Tecnologías de la Información y de la Comunicación en la Educación a Distancia" ) (4) se utilizan las posibilidades de la red (como la transferencia de ficheros) para distribuir los documentos, metodología que, además, permite que los estudiantes practiquen las destrezas que se pretenden desarrollar.

En todos los postgrados se produce una evaluación formativa de los conocimientos adquiridos a lo largo del curso a través de trabajos diversos, pero al final del período se exige una prueba presencial final. De forma paralela, la mayoría de los postgrados exigen también la entrega de un trabajo final que englobe los conocimientos adquiridos y permita al alumnado establecer relaciones entre ellos (por ejemplo el postgrado de Educación Ambiental de la Universidad Nacional de Educación a distancia (5) o el EXELE (6), que es un programa de educación a distancia dirigido a profesores de español que pretenden actualizar sus conocimientos ).

 


Educación secundaria. Educación de adultos.

La Educación Secundaria es una de las áreas en las que más ha repercutido la metodología a distancia. Muchos de los centros que imparten enseñanzas presenciales ofrecen sus cursos a distancia. En general estos centros destinan este tipo de enseñanzas a personas mayores de dieciocho años que abandonaron sus estudios, que quieren continuarlos tiempo después y que no pueden asistir a la modalidad de bachillerato nocturno. Únicamente en algunos casos, como por ejemplo el Instituto de Educación Secundaria Altair de Madrid (7), se prevé la asistencia de personal menor de edad que por motivos justificados no puede asistir a clase.

Todos los centros exigen que el alumnado se matricule de la totalidad del curso, a excepción de algunos que, como el Instituto de Educación Secundaria Arcipreste de Hita de Madrid (8), dan la posibilidad de matricularse de algunas de las asignaturas. Esta modalidad facilita el acceso al conocimiento no sólo a quienes no pueden asistir regularmente a clase sino también a quienes no disponen de excesivo tiempo para dedicar al estudio.

La mayoría de estas iniciativas utilizan los medios tradicionales (correspondencia, teléfono) para llevar a cabo el contacto entre profesorado y alumnado. En cambio, en alguno de los centros, potencian la comunicación a través de Internet, hecho que delata un uso más normalizado de la tecnología. Éste es el caso del Instituto de Educación Secundaria Lope de Vega de Madrid (9) , que utiliza sus páginas web como medio de información a su alumnado (horarios de tutorías y de exámenes, informaciones diversas, noticias de última hora...), y no únicamente como medio publicitario para darse a conocer.

Por lo que podemos observar en las metodologías utilizadas, el material impreso se envía al alumnado, que lo trabaja y contacta con el profesorado para resolver dudas o recibir orientaciones. Los exámenes finales presenciales son, no obstante, el medio más utilizado para determinar la cualificación final de la asignatura, aunque se considere la evolución del alumnado a lo largo del curso.

Paralelamente a este tipo de experiencias, también se están llevando a cabo iniciativas estatales para fomentar la educación de adultos a distancia. Entre ellas destacamos, por ejemplo, el Centro Nacional de Educación Básica a Distancia (CENEBAD) cuya estructura se extiende por todo el Estado de tal manera que los servicios se pueden contextualizar en cada Comunidad Autónoma. El CENEBAD imparte enseñanzas equivalentes a la educación básica (Graduado Escolar y Certificado de Escolaridad) y acoge, también, a niños en edad escolar que, por causas justificadas, no pueden asistir regularmente a clase.

 


Organizaciones nacionales

Dentro de este apartado incluimos aquellas organizaciones que específicamente no se dedican a impartir cursos a distancia, pero que velan por ellos.

Uno de estos casos es el del Centro para la Innovación y Desarrollo de la Educación a Distancia (CIDEAD)(10). Es un organismo público, creado en 1992, que depende del Ministerio de Educación y Cultura. Se ocupa de dar respuesta a las necesidades que tiene el Estado Español en relación a la educación a distancia a niveles educativos no universitarios (Graduado Escolar, Educación Secundaria Obligatoria, BUP, COU y algunas ramas de la FP). Sus funciones son diversas: investigación de las demandas de la sociedad, investigación sobre la aplicación de las Nuevas Tecnologías en los procesos de enseñanza a distancia, planificación de la oferta educativa a distancia, diseño y producción de medios didácticos, elaboración de documentos modelo para la evaluación de los alumnos, evaluación de las ofertas educativas a distancia...

Otro de estos centros de ámbito nacional es la Asociación Nacional de Centros de Enseñanza a Distancia (ANCED) (11). Creada en 1977, busca, por un lado, defender los intereses de los centros asociados y ayudarles en sus tareas gestoras y, por otro, luchar por la calidad de los programas a distancia y el seguimiento y control de los procesos formativos. Actualmente, tiene 80 centros asociados, la mayoría privados, que suman 780 cursos e implica alrededor de 425.000 alumnos en toda España.

Estas dos organizaciones, de ámbito nacional e intereses diversos, manifiestan una voluntad por trabajar por la calidad de la educación a distancia, cohesionando las iniciativas que se lleven a cabo e impulsando, cada una en su círculo de acción, otras nuevas. Este punto es de extrema importancia, puesto que confirma la existencia, a nivel estatal, de un interés por esta modalidad educativa.

 


Educación ocupacional

 
La educación ocupacional está empezando a ser influida por la modalidad a distancia. Existen iniciativas estatales, como el CTE, que es una serie de centros colaboradores del INEM y del Departament de Treball de la Generalitat de Catalunya, que imparte acciones formativas en los contratos para la formación y el aprendizaje. Se ofertan cursos informáticos, empresariales, ocupacionales y técnicos que pretenden preparar a la persona para su promoción laboral. Su objetivo fundamental es dar impulso a la investigación y desarrollo de metodologías didácticas avanzadas y e impartir programas de formación, perfeccionamiento y actualización profesionales que den respuesta a las necesidades formativas del mundo empresarial.

También se dan experiencias de este tipo a nivel autonómico, como es el Instituto Canario de Estudios y Promoción Social y Sanitaria (ICEPSS), institución dedicada a impartir cursos a distancia dentro del ámbito sanitario y social. Además de ello, se dedica a producir material audiovisual, a llevar a cabo publicaciones e investigaciones y a asesorar a corporaciones locales sanitarias y sociales.

En ambos casos, la metodología de los cursos se apoya en material impreso y audiovisual preparado especialmente para ello. La evaluación no es tan rigurosa como en otros tipos de enseñanza. En el ICEPSS, por ejemplo, el alumnado recibe un cuestionario, que ha de rellenar y enviar al centro una vez terminados los temas. La superación de ese cuestionario conduce a un diploma acreditativo.



Empresas

Evidentemente, a raíz de estas iniciativas estatales de ofrecer una formación ocupacional, han ido proliferando pequeñas empresas y academias que ofertan cursos a distancia sobre temas muy dispares.

Todas estas academias, de antigüedad diversa, tienen una metodología similar, en la que el contacto con el tutor, a través de carta o teléfono en la mayoría de ocasiones, es de suma importancia, en cuanto que asesora sobre el proceso y corrige los ejercicios. La evaluación es un tema que no cobra especial importancia en este tipo de enseñanzas, porque los cursos ofertados en estas empresas son fundamentalmente culturales. Hay empresas, sin embargo, en las que la diversidad de cursos es notable, como por ejemplo CCC (12) o CEAC (13) , que ofrecen desde cursos de idiomas, música o creación e imagen, hasta de temas empresariales.

No siempre son diversas las ofertas de cursos. También existen empresas que focalizan su acción en un solo tema. Es el caso del Centro de Estudios a Distancia (CEN), que se dedica a ofertar cursos para personas que preparan oposiciones. En este caso, además de ayudar al alumno a repasar el temario, se trabajan las distintas partes del examen. Esta misma academia obliga al alumnado a llevar a cabo un autodiagnóstico al inicio del curso, de modo que cada uno puede analizar el nivel de conocimientos desde el que parte.

En lo que respecta a la tipología de cursos ofertados, existen empresas de formación que crean los cursos a medida en función de las necesidades de la empresa cliente. Éste es el caso de EPISE (14), que se dedica a la formación de personal relacionado con el mundo bancario y financiero.

En general estas empresas permiten flexibilizar el tiempo de duración de los cursos impartidos. Un ejemplo de ello es CCC, en la que es flexible incluso el momento de matricularse de cualquier tipo de curso, así como también la duración del mismo, que evidentemente está en función de las horas dedicadas.

Uno de los problemas más extendidos en relación a la educación a distancia es el de la dificultad de tutorizar los cursos. Para ello, algunos centros están incorporando al campus virtual que ya disponían, los sistemas de seguimiento inteligente. Estos sistemas simulan los tutores reales y controlan al alumnado por todo el espacio virtual con la finalidad de dar a cada usuario la información que requiere según sus conocimientos y habilidades de aprendizaje. Un ejemplo de las instituciones que han incorporado estos sistemas es el Centro Tecnológico Industrial de Córdoba.



Experiencias y proyectos

Además de todas las iniciativas comentadas, en el Estado también se desarrollan proyectos sobre el uso y las formas de implementación de cursos de educación a distancia.

Son conocidos algunos proyectos a nivel español en relación al tema de la televisión educativa. Uno de ellos es Televisión Educativa Iberoamericana que, promovido por el Ministerio de Educación y Cultura, pretende promover la producción y distribución de programas educativos vía satélite a las universidades iberoamericanas. Otro proyecto también relacionado con el tema de la televisión es Teleformación, llevado a cabo por Telefónica para reciclar el personal de CajaMadrid. En este proyecto se estudia el modo en que pueden interaccionar el profesor y el alumnado en una situación de este tipo.

Aparte de investigar sobre el uso de la televisión educativa, hay otros proyectos que estudian las metodologías de educación a distancia que permiten innovar la práctica diaria. Ése es el caso del Proyecto Mentor, impulsado por el Ministerio de Educación y Cultura dentro del Programa de Nuevas Tecnologías de la Información y Comunicación. Está destinado a adultos con dificultades para acceder a ofertas formativas de promoción laboral. Por ello se ofertan cursos muy diversos en los que se trabaja en base a un sistema de aulas distribuidas por zonas, a las que el alumnado puede acceder de forma flexible. En estas aulas no hay profesorado -sí un administrador-, pero disponen de todo el material necesario para trabajar y contactar con los tutores pertinentes a través del telemática. La evaluación es dual: formativa al final de cada bloque y sumativa al final del proceso.

Además del proyecto Mentor de alcance nacional, España participa en otros proyectos europeos en los que se estudia la educación a distancia. Es el caso del proyecto PATED perteneciente al programa FORCE - que promueve la formación profesional contínua en los trabajadores). Ese proyecto se lleva a cabo a través de la ANCED, junto con el Instituto de la Universidad Nacional de Educación a Distancia u otras instituciones como la FUNDESCO y el Centro Italiano de Investigación y Servicios Avanzados para la Formación. El proyecto pretende impulsar la innovación tecnológica en el campo de la educación a distancia, puesto que se concibe el proceso educativo como un proceso de comunicación bidireccional que suple la interacción en el aula por intercambios con diversos medios.

 

Conclusiones

Un análisis de la situación actual de la educación a distancia permite constatar que, en España, se llevan a cabo iniciativas muy variadas, que manifiestan inquietud en campos muy distintos de la educación a distancia.

La mayoría de estas inciativas son del ámbito de la educación formal y están pensadas para suplir necesidades de formación de los ámbitos de educación secundaria y superior. De eso se deduce que los ámbitos de educación primaria no se consideran susceptibles de ser implementados en la modalidad a distancia, aun cuando en educación secundaria se dan pocos casos en los que se ofrezca esa modalidad.

También destacan muchas iniciativas destinadas a los ámbitos de formación permanente y ocupacional en lo que respecta a la educación no formal. Ese hecho es obvio desde el supuesto que las personas interesadas en este tipo de formación son personas con poca disponibilidad de tiempo.

La enseñanza a distancia será la forma de educar en la sociedad de la información y la comunicación. Si es una modalidad en auge, habrá que darle impulso no sólo a nivel político y económico, sino también en lo que respecta al ámbito de la investigación, para su posterior implementación en las escuelas y centros de enseñanza. Se presenta, no obstante, una paradoja, porque los resultados de estas investigaciones tienen reducida incidencia en planificaciones de otros cursos (MARTÍN RODRIGUEZ, 1993:11), debido a la poca difusión que se hace de los resultados de las investigaciones finalizadas.

Esa falta de comunicación entre investigación e implementación inhibe lo que deviene el gran reto de la educación a distancia: la mejora de la calidad de la enseñanza. A nivel estatal existen algunas iniciativas, como CIDEAD o ANCED, que trabajan para mejorar el sistema a distancia.

El diseño y estructuración de los contenidos en los materiales de apoyo al estudio es una de las preocupaciones más extendidas en relación a la calidad de la enseñanza. El hecho de trabajar a distancia implica, evidentemente, una adecuación de los materiales: los contenidos deben estar muy estructurados para facilitar su comprensión. Uno de los parámetros considerados indicadores de calidad de los centros de educación a distancia es la producción de estos materiales dentro del propio centro.

La calidad de la enseñanza se centra también en la periodicidad de las tutorías, que todos los centros presentan como garante de su eficacia y calidad. En realidad, eso no depende del número de las mismas ni de la facilidad que el alumnado tenga para contactar con el tutor, sino de la forma como se resuelva esa comunicación.

Hay un denominador común en muchas iniciativas que consiste en introducir en los procesos de educación a distancia, no sólo entrevistas personales a distancia, sino sesiones presenciales obligatorias una o varias veces por curso. De este hecho se concluye que los procesos que se utilizan para propiciar la comunicación alumnado - profesorado no proporcionan los resultados esperados.

El esfuerzo destinado a la adecuación de los materiales y a la tutorización de los procesos de enseñanza a distancia va a verse incrementado por la consolidación de las tecnologías de la comunicación puesto que, que como hemos constatado, todavía están poco integradas en la educación a distancia. Las tecnologías de la información están alterando el modo de acceder al conocimiento; los patrones educativos se ven modificados, así como, evidentemente, el papel del profesorado. Con la evolución de estas tecnologías y sus nuevas aplicaciones va a ser necesario otro esfuerzo para adecuar el sistema actual a las nuevas necesidades.

Notas

  1. Ley 14/1970 de 4 de agosto, Ley General de Educación
  2. Decreto 1106/1971, de 6 de mayo (Ministerio de Educación)
  3. Ley Orgánica 1/1990 de 3 de octubre, de Ordenación General del Sistema Educativo (Organic Law for the General Ordering of the Educational System)
  4. http://www.um.es/~icemur/postgr.dist/
  5. http://www.eunet.es/InterStand/master-educamb
  6. http://www.unnet.es/exele.html
  7. http://platea.pntic.mec.es/~jvillar/ead.htm
  8. http://platea.pntic.mec.es/~rsanmigu/index.htm
  9. http://platea.pntic.mec.es/~rugarcia/
  10. http://abedul.pntic.mec.es/~trends/cidead.htm
  11. http://www.anced.es/index.html
  12. http://www.centroccc.com
  13. http://www.ceac.com
  14. http://www.epise.es

Referencias

Arenas, I. "La educación por satélite en el mundo: un poco de historia" en Revista de Educación a Distancia, , núm. 3, marzo 1992, pp. 47-53.

García, L. (1997) La educación a distancia y la UNED. Madrid: Universidad Nacional de Educación a Distancia.

Koul, B.N. and Jenkins, J. (1990) Distance education. A spectrum of case studies.  London, Kogan Page.

Race, P. (1989).The Open Learning Handbook. London, Kogan Page.

Martín Rodríguez, E. "La investigación sobre educación a distancia en el ámbito iberoamericano: sus características, avances y retos" en Revista Iberoamericana de educación superior a distancia, volume 6, num 1, oct. 93, pp. 7-26.

Pedro, F. "Noves tecnologies, nous entorns formatius: el campus virtual" en Educació i Noves Tecnologies. Jornada celebrada en Igualada el día 26 octubre 1996.  Generalitat de catalunya.

Pontes, E; Barrón, H. "Contribución de las Nuevas Tecnologías para el futuro de la Educación Superior  a Distancia" en Revista Iberoamericana de educación superior a distancia. Madrid: Universidad Nacional de Educación a Distancia. Noviembre 1996, volumen 2, num. 2, pp. 7-13.

Schrum, L. "Teaching at a distance: strategies for succesful planning and development" en Learning and leading with technology, volume 23, num. 6, 1996, pp. 30-33.

Tiffin, J. (1997) En busca de la clase virtual. La educación en la sociedad de la información.  Barcelona: Paidós Ibérica.

UNED (1988) El modelo español de Educación Superior a distancia: la UNED. Madrid: ICE de la UNED.